Sal: una muerte vestida de blanco que se cobra millones de vidas al año