miércoles, 6 de marzo de 2013

La NASA recibe ayuda para identificar asteroides peligrosos


Probablemente como consecuencia del meteorito que cayó en Rusia el mes pasado, ahora la NASA ha decidido profundizar en la investigación orientada a tratar de identificar asteroides y meteoritos, principalmente los que podrían representar un potencial peligro para la Tierra. Metoritos inesperados El 15 de febrero pasado, una bola de fuego surcó el cielo de la ciudad de Chelyabinsk en Rusia explotando luego sobre la ciudad, lo que causó daños en cientos de edificios, mientras que 1200 personas resultaron heridas. Pocas horas después, un asteroide de 40 metros de ancho identificado como 2012 DA14 pasó a tan solo 27.700 metros de la Tierra, acercándose incluso más que los satélites que circulan en órbitas geosíncronas. Si bien los astrónomos habían previsto el paso cercano a la Tierra del asteroide 2012 DA14, el meteorito que cayó en Rusia tomó a todo el mundo por sorpresa. Este hecho resaltó la necesidad de realizar mayores esfuerzos en la tarea de detección de asteroides


El ex-astronauta Ed Lu, ahora presidente de la fundación sin fines de lucro B612, consideró que el meteorito en Rusia fue un llamado de alerta para la comunidad científica, que nos recuerda que la Tierra orbita alrededor del sol inmersa en una galería de asteroides y que estos asteroides a veces pueden impactar contra ella. Si bien se posee la tecnología para desviar asteroides que se dirijan hacia la Tierra, no hay nada que se pueda hacer con aquellos que no se sabe que existen.



  Rocas espaciales cercanas
La mayoría de las investigaciones que permiten identificar los asteroides cercanos a la Tierra y potencialmente peligrosos son estudios en tierra realizados por la NASA, pero ahora la fundación B612 y otras fundaciones privadas planean sumarse a la detección de asteroides. El trabajo de registrar e identificar asteroides en las órbitas cercanas a la Tierra es muy complejo y extenso. Los astrónomos consideran que existen alrededor de 1 millón de rocas espaciales, pero sólo 9.700 han sido identificadas actualmente.La buena noticia es que la NASA ya ha identificado a los asteroides y meteoritos más grandes y peligrosos, que son aquellos que miden más de 1 kilómetro de ancho y que si impactan contra la Tierra podrían acabar con la civilización entera. Los investigadores han identificado hasta el momento alrededor del 95% de las 980 rocas más grandes que podrían pasar cerca de la tierra, y no existe riesgo de impacto en el futuro para ninguna de ellas. Pero a medida que los asteroides se hacen más pequeños el panorama resulta más complicado. De los asteroides que tienen un tamaño de alrededor de 100 metros (que podrían destruir un área del tamaño de un estado si impactan con la Tierra), se calcula que se han detectado menos del 30% de ellos. Mientras que de los asteroides de tamaño similar al 2012 DA14 (40 metros) sólo se han detectado el 1%.

  Telescopios civiles
Para mejorar la investigación, los científicos de la fundación B612 consideraron que se debe instalar un telescopio que visualice el espacio con luz infrarroja desde una órbita similar a la de Venus, lo que permitiría estudiar el espacio cercano a la Tierra sin ser afectado por el brillo del sol.Este proyecto ha sido planeado y postergado por mucho tiempo, y no ha podido ser financiado por la NASA, por eso es que ahora se han incorporado instituciones privadas con el fin de alcanzar este objetivo. La fundación B612 planea lanzar un telescopio espacial de estas características en el año 2018, mientras que otras organizaciones también planean aportar telescopios civiles a la investigación.

fuente y credito a ojocientifico