lunes, 4 de marzo de 2013

Inusual fenómeno meteorológico en el cielo de China


A la izquierda, el Chorro Gigantesco observado. A la derecha, la tormenta -A- con Chorro Gigantesco y una tormenta -B- con cinco duendes. Las dos líneas amarillas representan el rango de visibilidad respecto al sitio de la observación. La línea rosada es el azimut del Chorro Gigantesco en la cámara FOV. (Imagen: © Science China Press / Academia China de Ciencias)


Los relámpagos típicos, bien conocidos por todos, se desencadenan en la troposfera. Sin embargo, existen además algunos tipos de descargas eléctricas, parecidas en varios aspectos a los relámpagos, pero que operan por encima de las tormentas. Según lo conocido hasta ahora, las descargas eléctricas encima de las tormentas incluyen cuatro clases principales, conocidas como duendes, elfos, Chorros Azules y Chorros Gigantescos, y en conjunto todas estas descargas se denominan Eventos Luminosos Transitorios (TLEs, por sus siglas en inglés). Los elfos meteorológicos toman su nombre de un acrónimo usado con doble sentido, siguiendo la temática mágica de los "duendes" (que como fenómeno meteorológico estuvieron envueltos en el misterio durante mucho tiempo, y fueron tema de leyendas aeronáuticas antes de comprobarse su existencia real). ELVES (elfos en inglés) es el acrónimo de Emissions of Light and VLF perturbation due to EMP Sources, donde VLF significa frecuencias muy bajas, y EMP significa pulsos electromagnéticos. Los avistamientos de duendes meteorológicos y seguramente otros eventos luminosos transitorios pueden haber sido interpretados como avistamientos de OVNIs en el pasadoAnteriormente, se habían observado Chorros Gigantescos sobre regiones de América y de Europa, así como en Taiwán. Ahora, parece ser que hay que agregar a la lista al territorio continental de China.
Un estudio reciente, realizado por el equipo de Yang Jing, del Instituto de Física Atmosférica de la Academia China de Ciencias, y Feng Guili, del Instituto de Investigación Meteorológica de Shandong en China, profundiza en el análisis de un Chorro Gigantesco que fue observado encima del territorio continental de China. El Chorro Gigantesco tuvo forma de árbol, y el centro de su tormenta estuvo ubicado aproximadamente en la posición correspondiente a 35,6 grados de latitud Norte y 119,8 grados de longitud Este. Varios estudios anteriores muestran que los Chorros Gigantescos se observan a menudo en las regiones tropicales y subtropicales. También hay referencias de que los Chorros Gigantescos y los duendes surgen a menudo encima de la misma tormenta, algo que no parece haber ocurrido en la tormenta observada sobre China. Todo ello hace que este Chorro Gigantesco en los cielos chinos resulte un caso inusual y ciertamente llamativo. La verdad es que los "duendes" están implicados en más de un fenómeno exótico, incluso enlazando lo cósmico con lo atmosférico. Ese es el caso de los efímeros pero gigantescos aceleradores naturales de partículas formados por encima de las tormentas cuando descargas eléctricas lo bastante fuertes como para producir duendes por encima de ellas coinciden con partículas de alta energía procedentes del espacio (rayos cósmicos). el equipo de NCYT de Amazings hablamos sobre este hallazgo, no del todo inesperado, ya que desde que en 1925 el físico escocés Charles Thomson Rees Wilson especuló acerca de las descargas eléctricas por encima de ciertas tormentas, un sector de la comunidad científica había venido sospechando que esta zona era propensa a comportarse como un acelerador natural de partículas cuando las circunstancias eran las idóneas.

fuente y credito a noticiasdelaciencia